Skip to main content
CRIPTOMONEDAS

PALANCA ¡UNA ESPADA DE DOBLE FILO! Criptomonedas

Comprender el apalancamiento es primordial

Comprender el apalancamiento es primordial.

Imagínese esto: inicia una operación de $100 con un apalancamiento de 10x, ejerciendo efectivamente $1,000 en poder adquisitivo.

Aquí está el truco: el intercambio le ofrece los $900 restantes, pero si el precio del activo cae un 10%, su posición se liquida automáticamente para evitar la acumulación de deuda. Ingrese al temido escenario de ser «liquidado».

Cuando una posición larga se enfrenta a la liquidación, se desencadena una venta masiva inmediata en el mercado. Imagínense miles de liquidaciones de este tipo ocurriendo simultáneamente debido a una caída de precios. Esta avalancha de ventas forzadas cae en cascada a través del mercado, impulsando los precios de BTC hacia el sur.

Imaginemos a personas que entran en posiciones largas a 65.000 dólares, 67.500 dólares y 70.000 dólares; cuando el precio cae a 63.000 dólares, lo que desencadena liquidaciones, se desencadena un efecto dominó.

La posterior caída a 60.750 dólares desencadena nuevas liquidaciones, intensificando la espiral descendente. Este fenómeno, acertadamente denominado liquidaciones en cascada, subraya el peligro del apalancamiento excesivo.

Comprender el apalancamiento es primordial 2024

Comprender el apalancamiento es primordial 2024

El apalancamiento excesivo introduce un potente factor de riesgo, allanando el camino para correcciones rápidas y severas del mercado. Las caídas repentinas se convierten en una amenaza inminente, con BTC cayendo en picado un -20% o incluso un -25% en cuestión de minutos. Este fenómeno refleja las vulnerabilidades de las finanzas tradicionales, aunque en mayor escala, involucrando a bancos y fondos de cobertura.

En esencia, si bien el apalancamiento promete mayores ganancias, también amplifica la volatilidad del mercado y los riesgos a la baja. Mientras los comerciantes navegan por estas aguas traicioneras, la precaución es primordial. El atractivo de las ganancias rápidas debe atenuarse con un enfoque prudente, evitando el apalancamiento excesivo para protegerse contra pérdidas catastróficas.