Skip to main content
AMÉRICA LATINAARGENTINA NEWSCORONAVIRUS NEWSNEWSNOTICIAS

La desnutrición infantil está aumentando en PANDEMIA

Publicado por DESPABILATE NEWS5 junio, 2021No Comments
La desnutrición infantil está aumentando dice UNICEF

La desnutrición infantil está aumentando en medio de la pandemia, dice UNICEF

La agencia advirtió que más de 86.000 niños haitianos menores de cinco años podrían verse afectados, en comparación con 41.000 el año pasado.

LO DICE UNICEF, Pero ¿Qué hacen los gobiernos para evitarlo?

La desnutrición infantil está aumentando dice UNICEF «En los hospitales, me entristeció ver a tantos niños desnutridos. Algunos no se recuperarán a menos que reciban tratamiento a tiempo», dijo Jean Gough, Director Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe, después de una visita de una semana a Haití.

«Sin fondos urgentes adicionales en las próximas semanas, se suspenderá el tratamiento vital que estamos brindando contra la desnutrición y algunos niños correrán el riesgo de morir», agregó.

UNICEF dijo que el año pasado pudo tratar a 33.372 niños con desnutrición aguda en Haití con la ayuda del gobierno y sus socios, al proporcionar suministros nutricionales y medicamentos.

  Restos de niños indígenas en Canadá. Las comunidades siguen buscando

La agencia advirtió que se quedará sin alimentos terapéuticos listos para usar (ATLC) el próximo mes para tratar la desnutrición aguda. Dijo que necesita «urgentemente» $ 3 millones para comprar suministros y medicamentos esenciales para llevar a cabo programas de prevención y tratamiento.

UNICEF también dijo que la desnutrición aguda, que es algo menos peligrosa que la desnutrición aguda grave, ha aumentado un 61% en Haití durante el último año.

Se estima que 217.000 niños menores de cinco años podrían sufrir desnutrición aguda este año en comparación con 134.000 durante el mismo período el año pasado, dijo UNICEF.

Desnutrición infantil en Argentina

La desnutrición en la niñez conforma un importante problema de salud pú- blica en Argentina, ya sea como causa básica de mortalidad/morbilidad o asociada a distintas patologías que inciden sobre la población infantil. Sin embargo, poco se conoce sobre su magnitud, tendencias y su distribución espacial.

Cada año, más de 3 millones de niños menores de 5 años mueren de desnutrición o por causas relacionadas con la misma. El 80% de los casos de desnutrición en sus formas más agudas se concentran en tan solo 20 países del mundo, concretamente en África subsahariana (países del Sahel y el Cuerno de África) y en algunas zonas del sur de Asia. En algunas regiones del mundo, como el Sahel, la consunción es particularmente frecuente en niños durante el periodo de escasez entre cosechas (también conocido como hunger gap).

  Enorme bodega de la era bizantina descubierta en Israel

En Médicos Sin Fronteras, llevamos años defendiendo una reforma de las ayudas alimentarias internacionales, porque la desnutrición es una enfermedad con tratamiento: los alimentos terapéuticos preparados. Creemos que ampliar su utilización, dentro de intervenciones integrales que incluyan la lucha contra la malaria (otra de las enfermedades más mortíferas para los niños), conseguirá reducir los elevados índices de mortalidad infantil en el mundo.

¿Qué es la desnutrición?

La desnutrición es una falta de nutrientes esenciales que afecta al crecimiento de los niños y aumenta su vulnerabilidad a las enfermedades.

La calidad de los alimentos, y en especial el acceso a alimentos de origen animal (leche y derivados lácteos, huevos, carne o pescado), es fundamental para la buena nutrición del niño en su primera infancia. Sin embargo, en los países con menos recursos, muchas familias no pueden pagarse estos alimentos, y en situaciones de crisis ni siquiera están disponibles. Cuando una persona no ingiere los nutrientes suficientes para cubrir sus necesidades, el cuerpo empieza a consumirse: primero pierde grasa y luego músculo.

  Apple apela el veredicto: App Store con Epic Games

La falta de nutrientes esenciales es muy grave para los niños en edad de crecimiento. La edad crítica va desde los 6 meses –cuando los bebés empiezan a tomar otros alimentos además de la leche materna– a los 2 años. Pero también son muy vulnerables los niños de hasta 5 años (así como los adolescentes, las mujeres embarazadas o lactantes, los ancianos y los enfermos crónicos).

Una dieta equilibrada debe incluir proteínas y ácidos grasos esenciales, vitaminas y minerales como calcio, potasio, zinc y hierro. La carencia de estos nutrientes impide que el niño pueda resistir a las infecciones: sus defensas se debilitan y aumenta el riesgo de morir de malaria, neumonía, diarrea, sarampión o sida, las cinco enfermedades responsables de la mitad de los casi 10 millones de muertes anuales de menores de 5 años.

Comentarios desde tu cuenta de Facebook