España SUPERA EL PICO DE CONTAGIOS

España SUPERA EL PICO DE CONTAGIOS, CORONAVIRUS

Emergencia Sanitarias de España

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, anunció que extenderá el confinamiento de la población durante 15 días más, tras dar por superado el pico de contagios por coronavirus, mientras el ritmo diario de nuevas infecciones y fallecimientos se desacelera, aunque España ya es el segundo país con más afectados del mundo.

Con los últimos datos de la evolución de la pandemia sobre la mesa, Sánchez consultó al comité científico que lo asesora y, tras esa reunión, trasladó a los diferentes partidos de la oposición su decisión de extender por segunda vez hasta el 26 de abril el estado de alarma que mantiene encerrados a 47 millones de ciudadanos en España.

“Con todas las cautelas, creemos que es el tiempo que necesita nuestro sistema de salud para recuperarse, es el tiempo que necesita nuestra sociedad para mantener a raya al virus e iniciar la desescalada», afirmó Sánchez en videoconferencia al informar sobre la medida.

Vamos a tener sucesivos estados de alarma hasta recuperar la cotidianidad

Pedro Sánchez

La decisión del gobierno tendrá que ser ratificada la próxima semana por el Congreso de Diputados, donde Sánchez se enfrentará con la oposición, que permitirá que se apruebe la medida de excepción, aunque se muestra cada vez más crítica con su gestión de la crisis.

El presidente adelantó que la nueva prórroga del estado de alarma no afectará a las restricciones impuestas de forma excepcional a la actividad economía y productiva no esencial, que entraron en vigor el 30 de abril y se levantarán tras la Semana Santa.

Sin embargo, Sánchez advirtió a los ciudadanos españoles que la actual no será la última extensión de las medidas de confinamiento: «Vamos a tener sucesivos estados de alarma hasta recuperar la cotidianidad», dijo.

El líder socialista explicó que la normalidad «volverá poco a poco» e informó que su gobierno está trabajando en un plan a mediano plazo para la «transición» social y laboral, hacia la salida de la actual crisis.

Para combatir el desánimo de la población, Sánchez apuntó que las próximas fases de encierro, a partir del 25 de abril, ya serán «distintas» y permitirán «recuperar algo de nuestra vida no solamente personal sino también económica y social«.

Una de las intenciones del gobierno es suavizar el encierro autorizando más salidas a la calle pero utilizando barbijo. El problema es que todavía existe desabastecimiento de este material o se lo consigue a precios muy altos, ya que un barbijo de un solo uso puede costar 3,7 euros, según pudo constatar Telam. Sánchez prometió controlar los precios.

Por el momento, el gobierno español tiene asegurada la extensión del confinamiento, ya que la segunda fuerza política del país, el conservador Partido Popular (PP), le trasmitió su respaldo, según un mensaje difundido en Twitter por su líder, Pablo Casado.

En cambio, el ultraderechista de Vox Santiago Abascal, el líder de la tercera fuerza, directamente se negó a hablar con Sánchez, cuya renuncia reclamó en las redes sociales tras acusarlo de «mentir» y ser el responsable de las muertes causadas por el coronavirus en el país.

De acuerdo con los datos del Ministerio de Sanidad de España, el avance de la pandemia de coronavirus se sigue suavizando dado que este sábado se registraron 809 nuevos fallecidos, la cifra diaria más baja de la última semana, que eleva el total de víctimas fatales a 11.744.

Los contagios también aumentan a un ritmo menor, con 7.026 nuevos infectados, que elevan el total a 124.736, lo que convierte a España en el segundo país del mundo en número de contagios, superando a Italia, que tras actualizar sus datos llegó a los 124.632 casos. El país con más infectados es Estados Unidos, con más de 278.000.

«El incremento de los contagios fue de un 6% y esto confirma la tendencia a la baja de los últimos días», subrayó María José Sierra, número dos del Centro de Alertas y Emergencia Sanitarias de España.

El dato que sigue alentando a las autoridades es el incremento de las altas médicas entre los diagnosticados, que ya son 34.219.

«Los datos pronostican que estos días, una vez superado el pico, estamos en condiciones de doblegar la curva de la expansión de la epidemia», aseguró Sánchez, en un mensaje cargado de optimismo.

El presidente del gobierno subrayó que ya se logró «un primer avance» pero que es necesario «prolongar el esfuerzo y el sacrificio», urgiendo a la población a cumplir con el confinamiento.

Poco antes, el comisario José García Molina, uno de los jefes policiales a cargo del operativo para controlar el encierro, advirtió que las fuerzas de seguridad estaban observando «cierto relajamiento» .

Además, avisó que se están incrementando las sanciones y las detenciones de personas que violan el confinamiento y que enfrenta multas desde 600 a 30.000 euros.

Por ahora, se produjeron 1.194 arrestos y 89.718 denuncias por no respetar las normas, explicó Garcia Molina.

El objetivo principal del confinamiento sigue siendo evitar el colapso del sistema sanitario, especialmente en los lugares donde se produjeron los brotes más amplios, empezando por la Comunidad de Madrid, que concentra la mitad de los infectados, y siguiendo por Cataluña.

Los datos del Ministerio de Sanidad muestran que la presión en las UCI de los hospitales de la Comunidad de Madrid y Cataluña está bajando, aunque los profesionales sanitarios continúan trabajando al límite en términos de recursos humanos y materiales.