NOTICIAS

El Hambre es un Negocio, También un Crimen

Publicado por 16 diciembre, 2018
 En el MENU puede cambiar de IDIOMA - In the MENU you can change the LANGUAGE
El Hambre es un Negocio, También un Crimen

El Hambre es un Negocio

En el mundo 1000 millones de personas no están suficientemente alimentadas y mucho más de 12 millones de niños mueren en primer lugar por desnutrición la cual la misma cada año como consecuencia atrae enfermedades evitables o curables en los países desarrollados.

La Organización Mundial de la Salud considera que la mayor parte de la mortalidad infantil es consecuencia de una deficiente nutrición.

Mientras la gente se muere de hambre en el mundo, se especula con el precio de los alimentos día a día, lo mismo que se hace con el precio de la vivienda. El llamado mercado de futuros, crea subidas de los precios de los alimentos día a día, de modo que los especuladores obtienen beneficios a costa de que millones de seres humanos no puedan comprar alimentos básicos por el alto coste.

El hambre es un gran negocio del que se lucran unos pocos a costa del sufrimiento y la muerte de millones de seres humanos.

En estos días de Navidad la demanda de consumo sube un %25 sin importar el precio de cada producto, esto es motivo para que la pobreza sube en paralelo al porcentaje de demanda de productos y de precio elevados diariamente hasta el dia 24 de diciembre.

Es importante recordar, que una crisis alimentaria no es un fenómeno coyuntural, por mucho que los medios o grupos de interés político insistan en presentarlo así. El problema del acceso a una alimentación digna y sana para todas y todos está, lamentablemente, muy extendido y es estructural.

La crisis alimentaria es el hambre que azota a muchos pueblos ancianos, adultos, jóvenes, niños, bebes, animales, aunque utilicemos los mismos vocablos para referirnos a la situación puntual en la que, se disparan los precios de los alimentos.

El empobrecimiento es de carácter estructural. Más aún, es inherente al sistema mundial alimentario, instaurado sigue las recetas del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional.

Para explicar el aumento de los precios de los alimentos

Se suelen mencionar la supuesta escasez de los alimentos y la reducción de las reservas mundiales, que como veremos no es sólo una falacia, sino que es la mentira y estrategia en noticieros utilizada para provocar la subida de precios que le interesa a quienes especulan con los alimentos.

La especulación

Consiste en el conjunto de operaciones comerciales o financieras que tienen por objeto la obtención de un beneficio económico, basado en las fluctuaciones de los precios. Quien especula no busca disfrutar del bien que compra, sino beneficiarse de las fluctuaciones de su precio. En sentido extenso, toda forma de inversión es especulativa; sin embargo, se suele limitar el término a la inversión que no comporta ningún compromiso con la gestión de los bienes en los cuales tiene lugar, limitándose al movimiento de capitales. La compra especulativa de un producto tiene por objetivo provocar que el precio de este producto suba por encima de su valor real.

Cuando se produce un aumento anormal y en crecimiento constante en el precio de un producto, de manera que este precio se encuentra cada vez más alejado del precio real, se produce una burbuja especulativa. En esos casos, el proceso puede llevar a nuevos compradores a adquirir el producto con el objetivo de venderlo a un precio mayor en el futuro, lo que va provocando una espiral de subida continua.

Argentina y el Hambre

Durante décadas, Argentina ha pasado a proveer aceites y forrajes para el ganado del “primer mundo”. Las cosechas récord no contrarrestan un modelo agroalimentario que ha contribuido a agravar la inseguridad alimentaria. Con el argumento de la lucha contra el hambre, la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa puso en marcha la campaña “Soja Solidaria” para incorporar a los propios excluidos como consumidores del principal producto de la “nueva agricultura“, obviando las advertencias oficiales.

Por qué hay hambre en Argentina si se produce comida para 440 millones de personas

El tercer productor mundial de miel, soja, ajo y limones; el cuarto de pera, maíz y carne; el quinto de manzanas; el séptimo de trigo y aceites; el octavo de maní, sin embargo, entre 7 y 15 millones de argentinos sufren hambre.

Puede verse como una paradoja o como una injusticia o como una apreciación técnicamente fallida que pasa en muchos otros países, como China, el mayor productor mundial de alimentos, o Brasil, el más grande exportador de comida de América Latina.

¿Qué es, entonces, lo que pasa? ¿Para dónde va toda esa comida? ¿Por qué no llega al sector más vulnerable?

El hambre en Argentina, coincidieron varios expertos no se debe a escasez de alimentos, sino a falta de ingresos, distribución desigual de la riqueza o ausencia de generosidad.

Aunque hay países más desiguales que Argentina, la economía de este país es una de las más frágiles de la región, azotada por años de políticas de Estado ambivalentes que han resultado en traumáticas etapas de inflación, devaluación y recesión.

Hoy gran parte de la producción, sobre todo de granos, se exporta, pero hay rubros como la carne, el vino y el trigo que en su mayoría se quedan y abastecen el mercado local.

“El problema de Argentina no es que falten alimentos”, dice Iván Ordoñez, economista especializado en el campo. “No somos India ni Haití ni Venezuela; nosotros no importamos alimentos, todo lo que comemos es industria local”.

“Lo que debería pasar, y no ha pasado, es que el mercado interno compita con el mercado externo, que se exporte más, se genere más riqueza y eso genere más empleo”, asegura.

Los analistas coinciden en que la relación entre los gobiernos argentinos y el campo, marcada por el alza y la reducción de impuestos, es una historia de amor y odio que ha impedido la planificación y ha exacerbado la concentración de la propiedad y la producción.

“No solo hay que tener mejores programas sociales, sino una economía menos informal y más participativa, con pequeños centros de producción, de reciclaje y de cuidado”, concluye el especialista en pobreza.

La pobreza y el Hambres es generada por una mala distribución y gestión.

Esto es un resumen tomado de varias noticias y artículos leídos durante días. Que opinas referente? Espero tus comentarios.

DESPABILATE.COM
Si te gustó la PUBLICACIÓN por favor DEJA TU COMENTARIO desde tu cuenta de Facebook en el PIE DE LA PÁGINA!
Si queres estar INFORMADO de cada PUBLICACIÓN en DESPABILATE BLOG SUSCRIBETE!

SUGERIR UN POST EN DESPABILATE BLOG