Skip to main content
NEWSNOTICIAS

Hombre español encarcelado por matar y comerse a su madre

Publicado por DESPABILATE NEWS19 junio, 2021No Comments
Alberto Sánchez Gómez mató a su madre, le cortó el cuerpo y se la comió durante un período de al menos 15 días a principios de 2019, según un comunicado de la Audiencia Provincial de Madrid, publicado este martes.

El caníbal de Las Ventas

Hombre español encarcelado por matar y comerse a su madre

El caníbal de Las Ventas: Alberto Sánchez Gómez mató a su madre, le cortó el cuerpo y se la comió durante un período de al menos 15 días a principios de 2019, según un comunicado de la Audiencia Provincial de Madrid, publicado este martes.

Su madre, que no fue nombrada en la declaración judicial, ha sido identificada por los medios locales como María Soledad Gómez.

Sánchez, ahora de 28 años, fue arrestado en febrero de 2019 y su juicio comenzó en abril. Fue condenado a 15 años por asesinato y cinco meses por la profanación de un cadáver.

También tendrá que pagar 60.000 euros (alrededor de 73.000 dólares) a su hermano en compensación, dictaminó el tribunal, que rechazó el alegato de la defensa de que Sánchez estaba «psicológicamente perturbado».

  ALERTA POR DERRAME DE PETROLEO EN EL GOLFO

Los agentes encontraron restos de la víctima en cajas de Tupperware, tuiteó la policía nacional de España en el momento de su arresto. A María Gómez no la habían visto desde hacía un mes, agregaron.

Sánchez la estranguló hasta la muerte tras una discusión, según un documento enviado a CNN por la fiscalía de Madrid al inicio del juicio.

Luego cortó su cuerpo con una sierra de carpintero y dos cuchillos de cocina, almacenando algunas de las piezas en el congelador y arrojando otras a la basura en bolsas de plástico, se lee en el documento.

Sánchez ha sido apodado  «El caníbal de Las Ventas» por los medios locales, por la zona de Madrid donde vivía con su madre.

  Fue el año más mortífero para los activistas de la tierra y el medio ambiente

En diciembre de 2018, dos hombres sudafricanos fueron condenados a cadena perpetua por asesinato en lo que los lugareños denominaron el «caso caníbal».

El año anterior, un curandero tradicional sudafricano llamado Nino Mbatha apareció en una estación de policía con una pierna y una mano humanas y les dijo a los oficiales que estaba «cansado de comer carne humana».

Más tarde, Mbatha llevó a la policía a una casa donde se encontraron más partes del cuerpo. Más tarde negó haber comido carne humana, pero fue declarado culpable de asesinato junto a otro hombre, Lungisani Magubane.

Comentarios desde tu cuenta de Facebook