CIENCIA - TECNOLOGIAINTERNATIONALNOTICIAS

Eclipse lunar 16 de Julio 2019 ¿Desde dónde se lo podrá ver?

Publicado por 8 julio, 2019
 En el MENU puede cambiar de IDIOMA - In the MENU you can change the LANGUAGE
Eclipse lunar 2019 Será el 16 de Julio. ¿Desde dónde se lo podrá ver?

Nuevo eclipse lunar 2019 Será el 16 de Julio. ¿Desde dónde se lo podrá ver?

Te pude INTERESAR:  Big One Se Aproxima un Terremoto FALLA DE SAN ANDRES EEUU

Eclipse Lunar 16 de julio 2019

El 16 de julio se registrará un nuevo eclipse lunar que podrá ser visto en una amplia región de Sudamérica, Argentina, Chile, Brasil y Uruguay y parte de Europa, África, Asia, Australia, parte de Nueva Zelanda y el extremo oriental de Estados Unidos.

El eclipse será parcial y tendrá una duración de 2 horas y 58 minutos.

Un eclipse lunar es un evento astronómico que sucede cuando la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna, generando un cono de sombra que oscurece a la Luna. Para que suceda un eclipse, los tres cuerpos celestes, la Tierra, el Sol y la Luna, deben estar exactamente alineados o muy cerca de estarlo, de tal modo que la Tierra bloquee los rayos solares que llegan al satélite, por eso los eclipses lunares solo pueden ocurrir en la fase de luna llena.

Los eclipses lunares se clasifican en parciales (solo una parte de la Luna es ocultada), totales (toda la superficie lunar entra en el cono de sombra terrestre) y penumbrales (la Luna entra en el cono de penumbra de la Tierra). La duración y el tipo de eclipse depende de la localización de la Luna respecto de sus nodos orbitales.

A diferencia de los eclipses solares

Pueden ser vistos solo desde una parte relativamente pequeña de la Tierra y duran unos pocos minutos, un eclipse lunar puede ser visto desde cualquier parte de la Tierra en la que sea de noche y se prolonga durante varias horas.

Te pude INTERESAR:  Is California closer to the Big One? State of San Andreas

Los españoles están de suerte

Desde ESPAÑA, podrán ver el eclipse desde cualquier punto (incluyendo las Islas Canarias). Por el contrario, para algunos de los países de latinoamérica será más complicado, ya que el eclipse comenzará antes de que la Luna salga por el horizonte.

Historia de su estudio

Cristóbal Colón, en su segundo viaje a La Española, observó el eclipse de Luna del 14 al 15 de septiembre de 1494, y comparando las horas del comienzo y fin del mismo con las registradas en las observaciones de Cádiz y São Vicente (Madeira) dedujo definitivamente la esfericidad de la Tierra ya descrita por Ptolomeo.

Valiéndose de las efemérides lunares, predijo y utilizó el eclipse lunar del 29 de febrero de 1504 para obtener de los indígenas de Jamaica los víveres que aquellos se negaban a proporcionarles.

Juan López de Velasco, que en 1572 fue nombrado cosmógrafo mayor del rey español Felipe II, redactó por encargo de éste unas normas para la correcta observación en España y América del eclipse de Luna del año 1577 e ideó un instrumento especial para observarlo personalmente, remitiendo un modelo para que se pudiera construir fácilmente en todas partes. Por las observaciones realizadas se pudo precisar la longitud de muchos puntos geográficos.

Mitología

Los hindúes a principios de nuestra era trataron de explicar los eclipses de luna mediante el mito de Rahu (que se cuenta en el Bhágavat Purana, entre otros). Los semidioses y los demonios batieron el océano de leche (uno de los siete exóticos océanos lejanos, dentro de este mismo planeta) para extraer el néctar de la inmortalidad. Cuando éste se produjo, una forma femenina del dios Vishnú los hizo formar fila. Primero le entregaría un trago a cada semidiós y luego repartiría el resto entre los demonios.

Te pude INTERESAR:  Eclipse lunar 2019: desde Australia hasta el Reino Unido

Rahu entonces adoptó forma de semidiós para participar en la primera dosificación de néctar. Cuando le tocó su turno y levantó la copa para tomar una gota de néctar, Soma (dios de la Luna) se dio cuenta de la impostura y avisó a Vishnú, quien le cortó la cabeza al demonio con su disco chakra. Como Rahu ya tenía la gota de néctar en la boca, su cabeza se volvió inmortal, quedó colgada de la bóveda celeste y cada tanto se come a la Luna en venganza.

Cuando sucede un eclipse, los hindúes se ocultan temerosos en sus casas, ya que lo consideran un acontecimiento “inauspicioso” (a-shubha).