ANIMALESMEDICINA ALTERNATIVA - SALUDMUJER

Dormir con un perro mejora el descanso de las mujeres.

Publicado por 5 diciembre, 2018
 En el MENU puede cambiar de IDIOMA - In the MENU you can change the LANGUAGE
Dormir con un perro mejora el descanso de las mujeres.

Dormir con un perro mejora el descanso de las mujeres.

Estudios demuestran que dormir con tu perro es beneficioso para ti, especialmente si eres mujer.

Chicas, ¿deseando pasar una agradable noche de descanso? Dormir con tu perro en la cama podría ser la mejor solución. Según ha sido publicado esta semana por la revista Anthrozoos, un nuevo estudio llamado “Examen de la calidad del sueño de mujeres adultas en relación a su convivencia con mascotas”, los resultados son sorprendentes.

El objetivo del estudio era descubrir cuál era el mejor compañero de sueños de las mujeres

Si dormir con mascotas mejoraba o empeoraba el descanso. Las opciones se dividían entre como afectaba a las féminas dormir con su pareja humana, dormir con su perro, o bien, con su gato. Se medían parámetros como la calidad del sueño, la sensación de bienestar, el número de interrupciones causadas por estos compañeros de cama, o el sentimiento de sentirse reconfortada o no por su presencia cercana.

Dormir con tu perro es beneficioso para la calidad del sueño

Para llegar a esta conclusión, se estudiaron los hábitos y los patrones de sueño de 962 mujeres, y el resultado observado fue que aquellas mujeres que duermen con perros en su misma cama, tuvieron periodos de sueño más prolongados, se despertaron menos veces, durmieron más relajadas, y en definitiva, tuvieron un mejor descanso. Las mujeres declararon que además de un sueño relajado, otro beneficio de dormir con su perro es que les hacía sentirse seguras, protegidas, y reconfortarse por su presencia.

¿Y que hay de nuestros pequeños felinos? 

El estudio también analizó como afectaba a estas mujeres dormir en la cama con sus gatos. La sorprendente revelación es que los testimonios de las mujeres coincidían en que gatos y parejas humanas no eran tan silenciosos y calmados con los perros a la hora de dormir. La conclusión fue que tanto los gatos como los compañeros sentimentales de las mujeres, interrumpen el sueño de éstas más frecuentemente y les dejaban descansar menos.

Y esto no es nada extraño, ya que todos sabemos que dormir con un gatito al lado puede sonar como una idea genial a priori, pero termina por ser un poco desesperante algunas veces, ya que se despiertan, se mueven por diferentes lugares de la cama, pueden tratar de lamerte la cara, o cazar tus pies, ¡y sin el menor miramiento porque que sean las 3 de la madrugada!. Además de ser percibidos como un compañero que tiende a interrumpir tu sueño con más frecuencia, las mujeres afirmaron que dormir con sus gatos no incrementa su sensación de seguridad, cosa que sí sentían tanto con sus parejas humanas como con sus perros.

En definitiva, de las casi mil mujeres que participaron en el estudio, la mayor parte de ellas confesó percibir que su perro era el mejor compañero de cama, por delante de su pareja o de su gato, …al menos en términos de sueño y descanso, claro está.