INTERNATIONALMEDICINA ALTERNATIVA - SALUDNEWSNOTICIAS

¿Cómo bajar de peso con la Dieta Mediterránea? 2019 – 2020

Publicado por 24 noviembre, 2019
 En el MENU puede cambiar de IDIOMA - In the MENU you can change the LANGUAGE
¿Cómo bajar de peso con la Dieta Mediterránea? La dieta mediterránea se basa en el consumo de alimentos frescos y naturales como aceite de oliva, frutas, vegetales, legumbres, frutos secos, vinagre, cereales, pescados, leche y queso, siendo necesario evitar productos industrializados como salchichas, comida congeladas y prefabricadas.

¿Cómo bajar de peso con la Dieta Mediterránea?

La dieta mediterránea se basa en el consumo de alimentos frescos y naturales como aceite de oliva, frutas, vegetales, legumbres, frutos secos, vinagre, cereales, pescados, leche y queso, siendo necesario evitar productos industrializados como salchichas, comida congeladas y prefabricadas.

Esta dieta en verdad es un tipo de alimentación que ayuda a cambiar el estilo de vida

No siempre es necesario que sea baja en calorías para ayudar a bajar de peso, ya que ayuda naturalmente a mejorar el metabolismo y favorecer el control de peso.

  Dietas. Alimentos bajos en Carbohidratos
¿Cómo bajar de peso con la Dieta Mediterránea?

¿Cómo bajar de peso con la Dieta Mediterránea?

¿Cómo hacer la dieta mediterránea?

Para hacer la dieta mediterránea se debe alterar la alimentación de la siguiente forma:

Evitar productos industrializados

La alimentación tiene que ser en mayor proporción a base de productos naturales

Alimentos principalmente de origen vegetal como aceite de oliva, arroz integral, soja, huevos y leche.

Retirar los productos industrializados ayudará a disminuir la producción de toxinas en el organismo, reducir la inflamación y combatir la retención de líquidos, ayudando naturalmente a disminuir la hinchazón.

  Huesos Sanos con una Dieta basada en Plantas

Consumir pescado – Dieta Mediterránea

Se debe consumir pescados por lo menos 2 veces por semana

Son fuentes de proteínas y de grasas buenas como omega-3, que actúa como antiinflamatorio, ayudando a aliviar dolores en las articulaciones, mejorar la circulación sanguínea, aumentar el colesterol bueno y disminuir el malo y previene las enfermedades cardíacas.

Aceite de oliva y grasas buenas – Dieta Mediterránea

El aceite de oliva y los aceites vegetales como el de canola y de linaza

Son ricos en grasas buenas para el corazón, ayudando a controlar el colesterol y a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Para obtener los beneficios, se debe agregar aceite de oliva en las comidas ya listas, consumiendo un máximo de 2 cucharadas por día.

Otras fuentes de grasas buenas son las aceitunas y los frutos secos como maní, nueces, almendras y avellanas, los cuales deben ser consumidos 1 a 2 raciones por día.

¿Cómo bajar de peso con la Dieta Mediterránea?

Aceite de oliva y grasas buenas – Dieta Mediterránea

Alimentos integrales – Dieta Mediterránea

La dieta mediterránea es rica en alimentos integrales que incluyen: cereales como la avena, centeno y cebada; arroz integral; pasta integral y panes integrales, los cuales son alimentos ricos en fibras, vitaminas y minerales que mejoran el funcionamiento del organismo.

Los alimentos integrales combaten el estreñimiento y disminuyen la absorción de azúcares y grasas en el intestino. Además de esto, también es rica en granos con alto contenido de proteína como frijoles, soja y garbanzos, que también ayudan a fortalecer los músculos y mejorar el metabolismo.

Alimentos integrales - Dieta Mediterránea

Alimentos integrales – Dieta Mediterránea

  Proteína que parece jugar un papel importante en la Obesidad

Frutas y verduras – Dieta Mediterránea

Aumentar el consumo de frutas y vegetales es un punto muy importante en esta dieta, ya que proporcionan fibras, vitaminas y minerales para el organismo, causando mayor sensación de saciedad y favoreciendo la pérdida de peso.

Leche y derivados descremados – Dieta Mediterránea

Para disminuir el consumo de grasa, se debe preferir el uso de leche descremada, yogur natural y quesos blancos como ricotta y cottage, o escoger las versiones bajas en grasa de los productos, siempre teniendo atención de leer el etiquetado nutricional.

Vino – Dieta Mediterránea

Beber 30 cc de vino a diario está demostrado que ayuda a la salud del corazón.

Esto debido a su elevado contenido de polifenoles como el resveratrol, una sustancia rica en antioxidante, que ayuda a cuidar los vasos sanguíneos. Debe beberse con moderación el alcohol en exceso trae efectos negativos a la salud.

  Lo que no te cuentan del Veganismo y Vegetarianismo
Vino - Dieta Mediterránea

Vino – Dieta Mediterránea

Beneficios de la dieta mediterránea

La dieta mediterránea no es solamente una dieta para perder peso, es más un estilo de vida que está presente en los países que se encuentran alrededor del mar mediterráneo. Sus principales beneficios para la salud son:

  • Menor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes y enfermedades degenerativas;
  • Protege al organismo de la aterosclerosis y de la trombosis;
  • Es una versión más económica;
  • Contiene más nutrientes que los alimentos industrializados, proporcionando una mayor cantidad de vitaminas y minerales; 
  • Hace que la alimentación sea más variada, siendo excelente para el paladar de los niños, haciendo con que sea más fácil que ingieran vegetales y ensaladas. 

Para llevar el estilo de vida de la dieta mediterránea se debe consumir a diario frutas y alimentos de origen vegetal, frescos, no procesados, de la época y preferiblemente de producción local. Siendo preferible comprarlos en pequeños mercados o fruterías.

La dieta mediterránea para adelgazar

Más que un plan ideado para perder un número de kilos en un periodo concreto, la dieta mediterránea es una forma de alimentarse de manera saludable con los alimentos propios de los países que rodean al Mediterráneo y que viene acompañada de una serie de hábitos buenos para la salud.

Siendo constantes se puede perder un kilo por semana (hasta alcanzar el peso óptimo de cada persona) a la vez que se consiguen otros beneficios como la reducción del colesterol en sangre.

Es importante hacer cinco comidas al día: desayuno, algo para media mañana, comida, merienda y cena (las frutas mejor evitarlas en la cena). Un ejemplo podría ser el siguiente:

  • Vaso de agua templada con chorro de limon (en ayunas)
  • Desayuno: Vaso de leche de avena, tostada de pan integral con queso fresco y pavo, una pieza de fruta
  • Media mañana: Una pieza de fruta
  • Comida: Plato de pasta o arroz, filete de pollo, pavo o pescado a la placha o al horno con guarnición de verduras o ensalada.
  • Merienda: Puñado de frutos secos y un yogur desnatado
  • Cena: tortilla francesa con espárragos o alcachofas

Adiós a los productos Refinados

Di adiós por siempre jamás a la bollería industrial, a los azúcares y harinas refinadas, al pan blanco… En definitiva di adiós a todos esos alimentos que sólo aportan calorías y muy pocos nutrientes.

Al principio puede ser duro, pero todo es acostumbrarse. Y los beneficios de seguir una dieta saludable bien valen este pequeño sacrificio.

La dieta mediterránea se complementa con hábitos típicos de países como Italia, Grecia o España, donde, por ejemplo, es común pasear tras la comida. Hay que evitar las costumbres sedentarias apostando por algo de ejercicio diario.

AGUA: Lo fundamental

Hay que beber abundante agua. ¿Cuánta? Depende de la persona y de numerosos factores (edad, constitución física, etc).

Los expertos aseguran que el cuerpo es sabio y pide agua cada vez que lo necesita, pero lo cierto es que lo ideal son entre 1 y 2 litros de agua.