«Fue un partido duro, pero merecíamos ganar», dijo Messi. «Tuvimos que cavar profundo a veces, pero tenemos a [Martínez] y es un fenómeno. Estoy muy feliz por él; se lo merece».

Messi, que es agente libre después de que expiró su contrato con el Barcelona el 30 de junio, nunca ha ganado un trofeo importante con Argentina.

Ganó el Mundial U20 y los Juegos Olímpicos con la U23, pero ha perdido cuatro finales con la selección absoluta, incluidas tres en la Copa América.

«Es la final contra Brasil que todos esperábamos», agregó Messi.

«Va a ser un partido muy igualado, un partido muy duro. Hemos logrado nuestro principal objetivo, que era llegar a la final. Ahora tenemos que intentar ganarla».