RSS NOTICIAS DE DIFERENTES PORTALES

Claudia Aboaf: “La militancia modificó mi trazo” – Télam

Publicado por 10 abril, 2019
5cad157ab4834 400x225 - Claudia Aboaf: "La militancia modificó mi trazo" - Télam

En “El ojo y la flor”, la escritora Claudia Aboaf cierra la trilogía que comenzó en “Pichonas” trazando el peregrinaje que lleva a las hermanas, Juana y Andrea, a su reencuentro después de muchos años distanciadas, y sigue, como en “El rey del agua”, el trasfondo de un escenario distópico de capitalismo extremo y suma segregación y migración forzada.

Después de “Pichonas” (2014) y “El Rey del Agua” (2016), Aboaf decidió narrar el punto final de los desencuentros vinculares entre esas hermanas tan diferentes entre sí, una criada por su madre en la noche, la otra por su padre en el día, quienes protagonizan esta novela ya de grandes poniéndole cuerpo -cada una a su modo- a las experiencias que las marcaron.

Publicada por Alfaguara, la novela está estructurada en tres capítulos: el libro de Juana, donde se revela el abuso que sufrió cuando era niña, un episodio con el que batalla para encontrar palabras que alcancen a definir el dolor que la deja detenida en el tiempo; el libro de Andrea, la hermana que acciona y sortea las dificultades de un paisaje fluvial saqueado; y El ojo y la flor, donde, finalmente, las historias salvan las distancias que las separan para volver a cruzarse.

Aboaf es escritora, astróloga y se dedicó a la gastronomía. Hace un tiempo da charlas de literatura y astrología en Tigre, donde vive hace algunos años, y el territorio que en “El Rey del Agua”, definió como paisaje para situar al lector y abordar problemáticas como la distribución de agua y la desigualdad social.

-T: Este libro se puede leer en capas, como un trabajo en vínculo, entrelazado. ¿Cómo lo pensaste?

-C.A:
La intención en el registro y el tipo de prosa era mostrar lo separadas que estaban estas hermanas. Hay una distancia que se va esbozando a partir de recuerdos de la infancia, de cómo se han dividido los padres a estas hijas dentro de la misma casa cada uno llevándola a distintas catedrales: Juana vive en un mundo mágico, confuso, difícil de descifrar, donde suceden cosas que no puede compartir y expresar con su hermana, que su mundo de creencias tiene que ver con la militancia de su padre y con Tigre. Ellas son un símbolo de las diferencias que nos separan basadas en creencias. Son esas distancias las que producen dolor. Y también me interesa plantear el tema del vínculo: por más que querramos marcar las diferencias, estamos en permanente vinculación, el único desarrollo posible es en relación al otro.



DESPABILATE.COM PARTE DE LA FUENTE DEL ARTICULO
Si te gustó la PUBLICACIÓN por favor DEJA TU COMENTARIO desde tu cuenta de Facebook en el PIE DE LA PÁGINA!
Si queres estar INFORMADO de cada PUBLICACIÓN en DESPABILATE BLOG SUSCRIBETE!

SUGERIR UN POST EN DESPABILATE BLOG

Deja tus Comentarios desde tu cuenta de Facebook!