RSS NOTICIAS DE DIFERENTES PORTALES

Así es The Doger, el café madrileño en el que se puede jugar con cachorros de perro y adoptarlos

Publicado por 27 marzo, 2019
Así es The Doger el café madrileño en el que se puede jugar con cachorros de perro y adoptarlos - Así es The Doger, el café madrileño en el que se puede jugar con cachorros de perro y adoptarlos

Hace unas semanas asomó en los medios la exitosa existencia de una cafetería en Madrid en la que había cachorros con los que jugar y susceptibles de ser adoptados. Un concepto que recordaba a La Gatoteca, otro sitio madrileño en el que tomar algo en compañía y a beneficio de los gatos.

El local se llama The Doger y hace un tiempo tuve la oportunidad de charlar con uno de sus impulsores, el joven emprendedor y amante de los animales Roberto López Alaez, un informático autodidacta de 28 años, para poder contaros algo más sobre este local, cuya reforma empezó en junio, abrió a finales de diciembre “en pruebas” y que comenzó a andar el 8 de enero cosechando “un éxito absoluto”. Tan buena acogida ha tenido, que antes de ir conviene contactar y reservar.

¿Cómo surgió este proyecto, mezcla de casa de acogida, cafetería vegetariana, y espacio dogfriendly? “Mi socio y yo teníamos un pastor alemán que era celiaco. Nunca lo habíamos visto en perros y teníamos mucho problemas para encontrar veterinarios de confianza, guarderías… así que empezamos a desarrollar la plataforma digital para encontrar todo lo que necesita tu mascota en un solo sitio. The Doger comenzó así, siendo una plataforma digital, para dar servicios de mascotas”, pero pronto vieron “que había que hacer un escaparate más llamativo para las protectoras y se nos ocurrió la idea de The Doger café. Conocíamos La Gatoteca. En Japón hay muchos locales así. Y cuando estábamos abriendo supimos que en California hay un café muy parecido, pero no exactamente igual”.

La idea ha gustado tanto que tal vez, en pocos meses, haya más The Doger cafés en otras ciudades. “Nos estamos planteando abrir un segundo local en Madrid y nos han contactado de Valencia, Barcelona, Lima… Estamos haciendo como unos acuerdos de franquicia.  En lo que podamos ayudar, ayudaremos”.

Los cachorros son preciosos y les encanta jugar, pero también dormir y descansar. Para asegurarse de que tantas atenciones de extraños no les estresan, Roberto explica que tienen una valla y “solo dejamos hasta tres personas jugando con ellos y no queremos que estén más de quince minutos con los cachorros. No queremos que se saturen”. Los horarios también lo tienen en cuenta. Abren de martes a viernes de 9 a 14 y de 16 a 21 horas. Los sábados y domingos están abiertos de 10 a 21.

Cuando le pregunto cuantas protectoras colaboran con ellos me habla de catorce o quince, tres de ellas castellanomanchegas. “De hecho, estamos abiertos a ayudar a más protectoras y se han acercado, si hay alguna interesada puede escribir a info@thedogger.com”, me contaba. En su primer mes y medio lograron una docena de adopciones. ¿Cómo se gestionan?. “Entregamos el formulario de adopción que tienen las protectoras y ellas tienen que dar el ok definitivo y otras ya se fían de nosotros”. Es decir, que nadie piense que va a salir con un cachorro bajo el brazo tras pagar el café.

En el café priman a los cachorros de protectora, pero no se cierran a tener camadas indeseadas de particulares. “Estudiamos cada caso”, explica el portavoz de The Doger, que añade que “uno de los socios que tiene una explanada muy grande que estamos arreglando como protectora” e insiste en que “estamos aprendiendo de la experiencia”.

No hay perros adultos. ¿Por qué?. “Por el espacio, no caben. El local es chiquitín, tal vez en un futuro”, responde Roberto, “en segundo lugar porque necesitan más atención los cachorros y a veces no se pueden mezclar con ellos. Y en las protectoras les venía bien no tener allí a los cachorros”. Por el mismo motivo, si se va con perro no se puede pasar a la zona de los cachorros.

“Con los perros grandes  hemos abierto un apartado de donaciones para ayudar a las protectoras, para que la ayuda les llegue a ellos directamente”, añade. “Hemos hecho perfiles para las protectoras y vamos a poner una pantalla para que vayan pasando los perros adultos en adopción”.

Eso sí, no habrá perros adultos, pero sí una gata: “el dueño del local era auxiliar veterinario y ahí vivía una gata que se quedó y es la dueña del local, lleva ahí tres años”.

Hay cerca de una docena de personas implicadas en The Doger, pero “dedicados exclusivamente estamos los dos que empezamos la parte digital y tres empleadas del local. Cinco personas en total”.

Roberto es uno de los que está al pie del cañón en el café, en el que sirven bruchs vegetarianos, brownies y cervezas artesanales, resistiendo la tentación de añadir miembros peludos a la familia, “cada día me quiero llevarme un cachorro a casa” dice riendo.




DESPABILATE.COM PARTE DE LA FUENTE DEL ARTICULO
Si te gustó la PUBLICACIÓN por favor DEJA TU COMENTARIO desde tu cuenta de Facebook en el PIE DE LA PÁGINA!
Si queres estar INFORMADO de cada PUBLICACIÓN en DESPABILATE BLOG SUSCRIBETE!

SUGERIR UN POST EN DESPABILATE BLOG

Deja tus Comentarios desde tu cuenta de Facebook!